HUERTO EN CASA:¿QUE NECESITO REALMENTE?

HUERTO EN CASA:¿QUE NECESITO REALMENTE?

Si eres de los que les encantaría tener un huerto del que recoger comida fresca en el mismo día, pero no lo hace por falta de espacio o porque no ve cómo encaja un huerto en un apartamento, este post es para ti. No es necesario contar con amplios jardines o fincas donde poder plantar frutas, verduras y hortalizas.

Verás cómo, con muy poco, puedes empezar a cultivar tu propia comida.

Lo primero es pensar en el espacio que vamos a designar para esta actividad, ya que de eso dependerán muchos de los pasos siguientes. Te damos algunos consejos para asignarle el espacio ideal:

-          Debe recibir gran cantidad de horas de luz natural al día, no es necesario que sea sol directo, pero una buena iluminación es imprescindible.

-          Algo ideal, pero no indispensable, es tener una toma de agua cerca, ya que ahorrará tiempo a la hora del riego.

-          Piensa que es un lugar que estará ensuciándose con frecuencia, por lo que recomendamos que no sean suelos delicados y que cuentes con material de limpieza cerca para mantener tu huerto organizado.

-          En función del área del que dispongas, puedes hacer un huerto horizontal o uno vertical, sácale el máximo partido a tu espacio.

Ahora sí, una vez sabes dónde, te contamos el cómo para que puedas empezar cuanto antes con esta nueva y satisfactoria experiencia.

Te hará falta comprar mucho menos de lo que crees, revisa bien tu casa y habla con familiares y amigos para saber de qué dispones antes de empezar, verás como ya tienes casi todo lo necesario.

Para la base de tu huerto puedes reciclar cantidad de cosas: cajones, estanterías, garrafas, botellas de plástico, cajas, palés, farolillos, hueveras de cartón etc. Ten en cuenta que, si son materiales porosos, poner una capa de plástico ayudará a forrarlo para evitar fugas. Si necesitas recipientes adicionales, no dudes en hacerte con unas buenas macetas para tus plantas, incluso con una mesa de cultivo.

Un paso muy importante es saber qué vas a plantar para conocer las dimensiones que puede alcanzar y ver así dónde plantarlo. No es lo mismo poner una planta de albahaca que plantar patatas, decide la base que usarás para cada producto y optimizar así al máximo el espacio que asignes a tu huerto.

El tipo de sustratos que utilices y las semillas que vayas a plantar te darán unos resultados u otros. Te proponemos que vayas un paso más allá y te lances al compostaje de residuos orgánicos en casa, obtendrás todos los nutrientes necesarios para que tus plantas crezcan sanas y no te costará ni un euro.

Si aún no conoces esta técnica, te animamos a que investigues sobre ella y te hagas con un cubo compostador para comenzar a reciclar tus restos de comida y convertirlos en alimento para tu comida futura. Suena bien, ¿verdad?

Ahora que tenemos el dónde y el cómo, falta responder a la gran pregunta del qué.

Debes tener en cuenta la temporalidad de los alimentos para ahorrar recursos y tener un huerto más sano, apuesta por plantas de temporada y combina diversos tipos. Siembra hortalizas y verduras con plantas aromáticas y flores para generar barreras naturales frente a parásitos, ya que algunas de ellas repelen de forma natural plagas y hongos que son perjudiciales para tu huerto.

Mantén tus plantas sanas, y si es necesario, trátalas con productos fitosanitarios para asegurar la calidad de tus futuros alimentos.

Si somos lo que comemos, ¿qué mejor que comer lo que hacemos?

Deja una respuesta