Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios, obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para programas de afiliación.
Consideramos que la aceptas si sigues navegando.

aceptar
ALOE VERA, BIENESTAR Y SALUD EN TU CASA

ALOE VERA, BIENESTAR Y SALUD EN TU CASA

El Aloe vera o Aloe barbadensis Miller, es una planta perteneciente a la familia de las Liliáceas, originaria de África. Es perenne, con hojas verdosas dispuestas en rosetas, de forma alargada y lanceolada, presentan un margen dentado y un tamaño de unos 40-50 cm de largo y 5-10 cm de grosor. Las hojas parecen brotar directamente del suelo en los ejemplares juveniles, aunque las plantas adultas presentan un tallo corto y robusto.

Las flores aparecen en primavera-verano, son pequeñas, tubulares, y se presentan en inflorescencias densas de color amarillento.

El aloe crece muy bien en sustratos ricos en materia orgánica, sueltos, aireados, ligeramente ácidos y con buen drenaje debido a que es sensible al exceso de agua, si la planta tiene una humedad muy alta o se producen encharcamientos puede pudrirse y morir.

Por lo tanto, en el exterior se recomienda realizar riegos en verano y en épocas más secas ya que el resto del año tendrá agua suficiente con la proporcionada por la lluvia. Si es de interior se puede regar cada 2-3 semanas.

Las condiciones ideales para la planta son temperaturas de entre 15 y 30ºC, pudiendo aguantar temperaturas más extremas. Aunque es una planta muy resistente, se debe proteger del frío porque puede sufrir daños por las heladas.

El cultivo de esta planta necesita una elevada luminosidad para su buen desarrollo. La insuficiencia de luz solar puede provocar la caída de las hojas.

El Aloe vera presente una sustancia en su interior protectora por lo que no es muy común la aparición de plagas o enfermedades.

La planta de Aloe vera puede utilizarse en exterior o interior. Si decidimos situarla en espacios cerrados mientras sirve de decoración podrá, a su vez, purificar el ambiente al absorber CO y CO2 del aire.

El gel extraído del interior de las hojas presenta propiedades nutritivas, calmantes y cicatrizantes, por ello podemos usarlo directamente para quemaduras, después de una exposición solar prolongada o como remedio contra el acné, siendo un ingrediente principal en multitud de productos cosméticos.

Deja una respuesta