5 PLANTAS DE EXTERIOR RESISTENTES Y DE FÁCIL CUIDADO

5 PLANTAS DE EXTERIOR RESISTENTES Y DE FÁCIL CUIDADO

Ya sea para una pequeña planta en un balcón, un par de ellas en una terraza o un gran jardín repleto de verde, es importante elegir la planta adecuada.

 

Plantas de exterior hay muchas y de muchos tipos, pero dependiendo de donde vaya a estar situada, la climatología de la zona, la exposición solar y otros factores podrás elegir la mejor planta de exterior para ti.

 

Jazmín

 

Esta planta trepadora que puede cultivarse en maceta es de una resistencia envidiable. En el caso de tenerla en maceta, debe ir acompañada de un tutor que le permita trepar y crecer. Requiere pleno sol aunque en zonas muy cálidas la semisombra es su mejor aliada. En cuanto al frío, esta planta puede llegar a soportar temperaturas mínimas de hasta -10ºC.

Seguro que si piensas en el jazmín lo primero que te viene a la mente es su característico y envolvente olor y es que esa planta tiene unas preciosas flores blancas muy aromáticas.

 

Palmito

 

Se trata de una palmera autóctona de la península ibérica de lento crecimiento que puede llegar a medir entre 3 y 5 metros de altura máxima. Conocida también como palmera enana, esta planta de exterior de aspecto tropical tiene muy pocos requisitos de cuidado.

Puede cultivarse tanto en suelo como en maceta y se adapta perfectamente a la sequía (perfecto si eres un olvidadizo del riego…) Eso sí, si se acercan heladas lo mejor será cubrirla con un plástico para protegerla.

 

Margarita

 

Clásica como ella sola y súper resistente. Esta conocidísima planta se adapta tanto al pleno sol como a temperaturas bajo cero. Puede llegar a medir un metro de altura y aunque requiere pocos cuidados hay que procurar mantenerla libre de flores marchitas y hojas secas. Una sesión de “peluquería” de vez en cuando la mantendrá en su mejor momento. En verano el riego debe ser moderado mientras que en invierno es suficiente con un riego esporádico.

 

Bambú

 

Si hablamos de resistencia y fácil cuidado, el bambú es “el rey de la selva”. Además, te protegerá de las malas hierbas ya que no permite que crezcan a su alrededor. No necesita sol, prefiere la semisombra y no suele tener problemas de plagas o enfermedades.

Además, aunque le guste el calor del verano, esta planta de rápido crecimiento puede llegar a soportar temperaturas mínimas de -20ºC.

 

Buganvilla

 

Esta especie trepadora que puede ser cultivada en maceta es muy apreciada por su versatilidad y su espectacular floración de llamativos colores.

Además, no exige un gran mantenimiento, aguanta la sequía y temperaturas mínimas de hasta -3ºC. Aunque se recomienda cubrirla si hay heladas para evitar que sufra de más.

Hay ciertos lugares donde la buganvilla florece a lo largo de todo el año por la estabilidad de temperaturas agradables.

 

 

Es importante recordar, que por muy resistente que sea una planta no debemos olvidarla y mantenerla siempre en buen estado. Los abonos, fitosanitarios, tratamientos, sustratos y áridos son una parte importante del cuidado y mantenimiento de las plantas. Del mismo modo que el tamaño de las macetas, ya que muchas veces estas pueden limitar el crecimiento de las plantas que deberán ser trasplantadas a una de mayor capacidad.

 

No olvides echarle un vistazo a nuestra web y seguirnos en nuestros perfiles de Instagram, Twitter y Facebook. ¡Nos vemos en nuestro próximo post!

Deja una respuesta