Categorías

Novedades

¡Lo más vendido!

    • TRANSPORTE

      seur.jpg



    • PAGO SEGURO

      pago



    • CONTACTA

      contacta

Picudo rojo, el gran enemigo de las palmeras

Pubicado el : 2018-08-27 12:58:01
Categorias : Plagas y enfermedades

Picudo rojo, el gran enemigo de las palmeras

Picudo rojo es un escarabajo originario de las áreas tropicales del Sudeste Asiático y Polinesia que se alimenta de las palmeras, llegando a matarlas.

En España esta plaga ataca a las palmeras Phoenix Canariensis y Phoenix Dactylifera, originando además graves pérdidas económicas.

Para entender porque el picudo es tan voraz en las palmeras, se debe conocer el cultivo de las mismas, que es el siguiente:

Las palmeras son plantas monocotiledóneas, o lo que es lo mismo, sus semillas poseen solo una yema, al igual que las hierbas o cereales. Esto condiciona su desarrollo, teniendo solo un tronco (en realidad no es un tronco, sino un estípite). Por tanto, no se ramifican como los árboles o arbustos, debido a que tienen una sola yema, ubicada en medio del penacho de hojas, que es la encargada del crecimiento de toda la planta. Debido a esto, si el picudo realiza galerías hasta afectar a dicha yema, la planta deja de crecer y finalmente muere.

 

Descripción de la plaga

Rhynchophorus ferrugineus (comúnmente conocido como Picudo Rojo de las palmeras) es un gorgojo de unos 3-5 cm de tamaño, fácilmente reconocible por su color rojizo, cuya cabeza acaba en pico. Sus huevos son de color amarillo claro o blanquecino, pudiendo llegar cada hembra a poner 300 huevos (lo que hace que la plaga se extienda rápidamente) colocados estos en grietas, heridas o pequeñas cámaras. Las larvas son de color blanco, volviéndose amarillentas cuando avanzan en su ciclo vital. Se diferencian de otras similares en que éstas no tienen patas. Dicha larva puede alcanzar un tamaño de 5 cm de longitud, completando su ciclo larvario envuelta en fibras del interior de la propia palmera. En nuestro clima, el picudo necesita de 3 a 4 meses para completar su ciclo (pasar de huevo a adulto) pudiendo tener 3 generaciones anuales, siendo fácil encontrar en cualquier época del año individuos tanto en estado de huevo, larva o adulto, lo que dificulta sus tratamientos.

 

Daños Y Síntomas de infestación

La larva penetra por el capitel directamente al tronco, llegando a hacer galerías de 1 m de longitud.

Es importante saber que una palmera puede estar infestada y no mostrar los daños hasta varios meses después de su infestación, lo cual hace difícil su detección. No obstante, algunos de los síntomas de una palmera infestada son:

-Coloración oscura de las hojas centrales.

-Decaimiento de sus hojas externas.

-Hojas centrales con el extremo retorcido.

-Aspecto decaído de las hojas más tiernas del penacho central.

-Trozos de hojas mordidos en la copa.

-Presencia de capullos, adultos o larvas de dicho insecto.

-Galerías en las axilas o cortes de la poda.

-Aspecto aplomado general de la corona de hojas.

 

Si tienes palmeras en tu jardín o estás interesad@ en saber más, no dejes de mirar este blog, pues en el siguiente post hablaremos sobre las diferentes formas de combatir esta plaga.

Añadir un comentario

 (con http://)